Vinos veganos


Vinos veganos

Entendemos como una persona "vegana", a aquella que no ingiere ningún alimento de origen animal, incluidos los productos derivados de los mismos (como el queso, la miel o la leche). Esto último es lo que les diferencia de los vegetarianos.

Ahora, es cierto que los vinos están hechos de uva, por lo que en principio se puede pensar que serían de consumo apto para personas veganas y vegetarianos. Sin embargo, existe un proceso de "clarificación", que no es más que la limpieza del vino. Cuando el vino reposa, la bebida se muestra sucia, ya que tiene en suspensión diversas partículas naturales, como levaduras muertas, pequeños restos de la uva o de los racimos o, incluso, arenilla y polvo acumulado del campo; por lo que es común recurrir a productos animales, como la gelatina de la cola de pescado, el cartílago o la clara de huevo para filtrar las impurezas.  


Pero, como antes mencionamos, los veganos no pueden consumir estos productos, por lo que tampoco pueden consumir estos tipos de vino. La alternativa a esto son los llamados vinos veganos, que se fabrican con clarificante que no tiene origen animal o que omiten estos procesos. Estos clarificantes son proteínas que se extraen de alimentos como el trigo, la patata o los guisantes.

El único problema es que un proceso vegano tiene un costo mayor, al contrario del resto de clarificantes animales. Además de que son más complicados de encontrar en el mercado. Pero el resultado final es similar, puede que haya pequeñas diferencias, pero son casi imperceptibles. 

La producción de vinos aptos para veganos ha aumentado en los últimos años para cubrir la demanda, tanto como su filosofía del respeto por los animales, por el medio ambiente y la relación respetuosa del hombre con la naturaleza. 

Escrito por: Rosario Brito   02 de octubre, 2018   12:51 pm